A partir de los 20 años, Naess construyó la cabaña donde escribiría toda la vida, Tvergastein, en lo alto de esta montaña.
Cuando se enteró de su deceso, Truls Gulowsen de Greenpeace Nórdica comentó: "La filosofía ecológica de Naess sigue siendo importante para Greenpeace".
Hablamos sobre comprender que que regalar a un chico que acabas de conocer los animales son "individuos" y no sólo "especies"."Entonces decía, "habremos encontrado el camino de vuelta al paraíso".Y de qué se trata esta filosofía?Naess afirmaba que si prestamos suficiente atención al mundo que nos rodea, no podemos sino identificarnos con todos los seres vivos, bonitos o feos, grandes o pequeños, sensibles.".Una vez estábamos reflexionando sobre si un gorrión era un Passerella iliaca o un Melospiza melodia y recuerdo segunda mano regalo gatito la forma en que se soltó riendo de que los seres humanos piensen que entienden algo sólo porque le han puesto un nombre.Aunque el grupo de Viena le sirvió de inspiración, Naess consideró que su filosofía era demasiado incorpórea e intelectual.Ecología en Acción, después de graduarse de la Universidad de Oslo, Naess estudió en Austria, donde conoció al famoso Círculo de Viena, un grupo de filósofos y psicoanalistas influenciados por cofres regalos baratos Sigmund Freud.Durante la Guerra Fría, el escucharse mutuamente era lo que menos le interesaba a Washington, Moscú y Londres.Creía que tal vez llevara un siglo o más, pero que la humanidad podría alcanzar finalmente un estado en el que la tecnología no resultara invasora y que los "niños pudieran crecer en la naturaleza".
Después de la guerra, dirigió un proyecto de la unesco para mejorar la comunicación entre Oriente y Occidente estudiando la forma en que diversas culturas usan palabras similares.Capítulo 12: Un hombre, una leyenda en la montaña."El apreciar un bosque o una montaña no menosprecia nada de lo que hacen los seres humanos decía.Conocí a Arne Naess en Los Ángeles a mediados de los 80 y luego volví verlo en una conferencia convocada por Thomas Berry y Brian Swimme en el norte de California.Esta exitosa campaña, junto con el movimiento Chipko en la India, marca el inicio de las acciones de protección al medio ambiente que más tarde inspirarían el primer movimiento de Greenpeace.Descubrí que la mejor manera de entablar conversación con él era acompañarlo a caminar en cualquier escenario natural que hubiera a mano.Naess volvió a Noruega y se convirtió en el profesor más joven de la Universidad de Oslo.Afirmaba que el efecto que ocasionábamos en el mundo era excesivo, una idea que tal vez sea obvia hoy en día, pero que resultaba bastante radical en los años sesenta.

Su historia personal ilumina el camino de la ecología en el siglo XXI.
Uno se da cuenta de que la idea del "ser" es más vasta y profunda.


[L_RANDNUM-10-999]